Horóscopos Diarios


Aries y Leo: ¿compatibles o no? Te damos algunas pistas

Los signos dominantes y fuertes del zodíaco como en el caso de Aries y Leo, son muy parecidos en muchos sentidos y por ello aparecerían como poco compatibles entre sí. Pero la realidad marca otra cosa ya que por el contrario son bastante compatibles pero solo si saben mantener un equilibrio y armonía. Es que de alguna forma esta es la base de toda relación, para mantenerla por muchos años hay que trabajar mucho en estos dos aspectos.

Podemos decir que estos signos son ambos determinados y consecuentes, por lo que se admiran mutuamente y se encuentran siempre en una competencia sana. Lo malo es cuando uno quiere robar protagonismo al otro. Deberán hablar sobre las prioridades como equipo, en pareja. Cada uno deberá ceder en algún momento, y dejar que el otro lleve la batuta.


Fuego contra fuego

Tomar decisiones puede ser todo un reto, o ver quién usa primero el baño. Pero entre las discusiones cotidianas, habrá mucho cariño y pasión. Ambos signos son de fuego, liberan sus deseos de forma auténtica y espontánea. Las discusiones pueden ser acaloradas, pero terminarán siempre en reconciliación o en la cama. Debe existir uno de los dos que retome la paz y el control.

Podrán aspirar a una relación de muchos éxitos, trabajo en equipo que pueda resistir el paso del tiempo, solo si cada uno está claro de sus aportes y su rol. Y claro, el otro no invadir el terreno del otro. La faceta social es otro ámbito en donde Aries y Leo se complementan. Ambos disfrutan estar juntos y convivir con otras personas. La fiesta es parte de su naturaleza alegre y dinámica. Deberán cultivar una buena comunicación y una gran confianza en el otro. Muchas veces Leo entra en confianza con otro signo y esto puede generar desconfianza y celos en Aries.

León tranquilo, Aries pasa al frente

Generalmente es Leo quien retoma el papel de sumiso. Es peligroso como un león dormido, quien no deja de ser egocéntrico y vanidoso, pero deja a un lado su protagonismo y lo cambia por el león que cuida y protege a su manada. Aries es más impulsivo, por lo que le cuesta más detenerse. Cuando Leo pierde la cabeza, se es testigo de un choque grande de egos. Pero si ambos están conscientes de su gran parecido, podrán evitar los conflictos, platicando cuidadosamente. La intimidad será el lugar de sumisión de Aries, quien disfruta también el rol de inocente, ante la energía desbordante de un león enamorado.

Esta combinación fuerte será efectiva también como amigos y compañeros de trabajo, ya que cada uno sabe lo bueno y malo del otro. Se complementan en tal manera, que podemos asegurar largas veladas románticas y proyectos exitosos juntos. Si eres Aries y tienes un hijo Leo, deberás tener mucha paciencia y acompañarlo con firmeza pero respetando su espacio. No pueden vivir uno sin el otro, pero deben evitar choques innecesarios, hablando antes de las condiciones y normas a respetar por cada uno. La armonía no es difícil, si se organizan y hablan al respecto antes.

X