Horóscopos Diarios


Conozcamos los principales miedos y fobias de Sagitario

Cuando hablamos de Sagitario, hablamos de uno de los signos más independientes de todo el zodíaco. Amante del estudio, de la investigación, disfruta de sobremanera viajar por el mundo entero y descubrir cada día un nuevo lugar. En esa expansión es que los sagitarianos logran encontrarse consigo mismos y luego, en medio de una gran generosidad, comparten toda su sabiduría adquirida con amigos y familiares.

Vinculado a este gran espíritu de independencia, totalmente natural a los sagitarianos, nacen sus principales miedos. Una gran ventaja con la que cuentan, es que disponen de una gran inteligencia así como de un agudo sentido del entendimiento. Más allá de que los miedos son incontrolables, al igual que las fobias, los sagitarianos saben que está en sus manos el poder de enfrentarlos y eliminarlos. Sólo tienen que tener la fuerza de voluntad para vencer esos miedos que constituyen sus propias limitaciones.


Los grandes miedos de Sagitario

Sagitario es un signo dotado de una extraordinaria inteligencia y rapidez de razonamiento. No obstante, resultan bastante tontos a la hora de fingir o simular una situación. No sólo se trata de mentir, sino que no poseen “cintura” para manejar ciertas situaciones complejas. Como son inteligentes son conscientes de ello y tras saber que es algo que no pueden manejar sienten el temor de no poder resolverlo. Una situación que ejemplifica esto puede ser lo siguiente: un sagitario tiene que dar un discurso que alguien más iba a presentar pero por motivos de salud no lo puede hacer, entonces tú tienes que salir a hablar en público. Inmediatamente sobreviene un sentimiento aterrador “¿cómo voy a hablar en público y encima de un tema que no conozco?”. Si fuera un capricorniano por ejemplo en esta situación, entonces saldría airoso, pero Sagitario no puede asumir un papel para el cual no está preparado.

El otro gran miedo de los sagitarianos, es perder su independencia. Digamos que la palabra dependencia le pone los pelos de punta. Nació para ser libre y volar como un pájaro, cualquiera que intente cortárselas estará en problemas con Sagitario. Los nacidos bajo este signo se pasan casi que la vida preparándose para crecer y volar alto. Por esta razón es muy poco frecuente, por ejemplo, que un sagitariano le guste trabajar en relación de dependencia. Asume sin problemas riesgos, como la de poner un negocio propio antes de trabajar para alguien más.

¿Cómo se lleva la rutina con Sagitario?

¡Definitivamente muy mal! La rutina es un tipo de fobia para cualquier sagitariano. Le produce escalofríos la mera idea de pensar que su trabajo se transforme en rutinario por ejemplo. Para ello, este signo se prepara e invierte a lo largo de todo el camino, y también por esto es que dedica muchas horas de su vida a estudiar. Los sagitarianos quieren estar siempre preparados para un desafío nuevo y dejar atrás lo ya aprendido.

Asociado a ese amor tan profundo que Sagitario siente por la libertad, está la gran fobia: el encierro. Cualquier situación de encierro genera una claustrofobia, muy difícil de manejar, incluso llega al borde del delirio. Para superar esto último Sagitario, te recomendamos clases de yoga y meditación. Además de tranquilizarte te dará el espacio para reflexionar acerca de tus miedos y de cómo minimizarlos.

X