Horóscopos Diarios


LA PROFESIÓN DE VIRGO

Virgo, signo de Tierra. Influenciada por Mercurio, la persona de signo Virgo se mueve entre bandos opuestos separados por una línea. Es de naturaleza femenina, lo que la hace muy receptiva. Su profesión es la de vivir para servir, para dar lo que tiene en sí que sea útil a los demás; pero al mismo tiempo pone en claro que aquello que entrega lo hace porque así lo quiere. Virgo no entrega su autonomía.

Cuando llega el momento de ejercer una profesión, Virgo la asume no como una carga sino como una bendición, ya que es a través de ella que Virgo consigue realizarse como persona. Sabe que las cosas buenas de la vida se consiguen con trabajo y disciplina. El tipo de trabajos que ejerce tienen que ver con su vocación de servicio, dejando en claro que aquello que realiza debe ser beneficioso para la humanidad.


Manos a la obra: buscando convertir las ideas en hechos

Convencida de que las obras que se realizan en la vida deben centrarse en los hechos más que en las palabras o en ideales irrealizables, pone manos a la obra, siempre asida firmemente a la realidad. Buscará ser siempre útil, de no encontrar una vía para saciar esta necesidad puede llegar a sentirse muy desgraciada. La vida, bajo sus consideraciones reflexivas, puede en realidad ser un sinsentido al que hay que dar forma; Virgo siempre escudriñará entre el revoltijo de la existencia, buscándole un sentido, encontrando una misión por la cual dar la vida y al mismo tiempo, sea de utilidad para los demás.

Puede resultar curioso descubrir a un Virgo, en apariencia dócil y servil, bajo las órdenes de sus superiores, entregando lo mejor de sí misma por cumplir su veredicto interno de ser de utilidad, y al mismo tiempo leer en cada acto suyo que sobre su persona nadie tiene injerencia. La única persona a la que Virgo le debe obediencia genuina es a sí misma.  Este comportamiento no convoca a la insolencia, Virgo es en realidad muy respetuosa y sabe reconocer los límites.

Habilidades de Virgo, al servicio de todos

Puesto que vive para servir, se prepara metódicamente en los detalles de su profesión, sus habilidades serán numerosas y siempre aligerará el trabajo de quienes tienen la suerte de conservarla. Para aquellos que no supieron valorarla mientras la tenían a su servicio, probarán el agrio sabor del significado de «nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde», multiplicado varias veces. Son numerosos las responsabilidades que Virgo tiene bajo su control, las sabe cumplir bien, está en sus dones el ser así.

Se la hallará principalmente en los hospitales, atendiendo a los enfermos; en centros de ayuda socorriendo a los necesitados, aliviando las nostalgias de los desafortunados. Hay quienes dicen que Virgo no podría soportar una vida así, encargada de aliviar las miserias de la gente, porque su compasivo corazón se quebraría por el dolor hallado en el día a día. No obstante, debemos recordar que, Virgo, en ningún momento ha cedido a los demás la esencia de sí misma. Su verdadera entrega sigue en posesión suya, resguardada tras los límites del «yo no le pertenezco a nadie», pronunciado siempre sin altivez.

X