Horóscopos Diarios


Leo, ¿cuál sería tu pareja ideal para una relación?

El fuego es el elemento que representa a este signo y eso ya dice mucho. Los leoninos son guerreros y luchadores y su espíritu es precisamente el de un ser combativo. También en sus relaciones afectivas, y especialmente en la pareja, ellos dejan claro que es lo que buscan y necesitan en su compañero de camino. Los leoninos se cuidan ante todo a sí mismos, por eso antes de comenzar una relación estudiarán hasta qué punto se comprometerán y cuánto de sí pondrán en riesgo. Dado que son muy optimistas y de carácter abierto, los tiempos de noviazgo con ellos, son de los más deseados por casi todos los restantes signos del zodíaco. ¡Una gran suerte tener una pareja de Leo! Dirán los restantes signos.

Leo y sus cualidades para el amor


Leo es muy organizado para todas las cosas que considera importante en su vida. Es muy sistemático a la hora de manejarse en situaciones conflictivas por ejemplo. Si tiene un problema importante se acerca a su familia y amigos y les pide un consejo, de la misma manera que él lo haría por ellos. Piensa que si tu pareja es de Leo, entonces la opinión de sus amigos y de su familia acerca de la relación tendrá gran peso para el leonino. Aunque esto no te agrade, no intentes cambiarlo así como tampoco intentes enfrentarlo a la situación de tener que elegir entre la pareja y los demás.

Los leoninos son personas con un rico potencial en su interior, tienen la fuerza de luchar y lograr lo que se proponen, aún sean objetivos realmente muy ambiciosos. A la hora de hacer esfuerzos ellos no miden su dedicación, y  lo mismo aplica para la pareja. Si ellos han identificado a esa persona especial, y cuya compañía quieren para el resto de su vida, entonces no escatimarán en dedicación y esfuerzo. Si tienen que cruzar el mundo entero lo harán y si tienen que sacrificar cosas importantes de su propia vida también lo harán. Leo es un signo muy generoso a la hora de entregarse al amor.

A tener en cuenta para una pareja ideal de Leo

Los leoninos pueden llegar a ser muy testarudos cuando se los enfrenta a su propio ego. Es que la imagen y todo lo que se puede comprar con dinero para ellos es muy atractivo. Si a una persona se le ocurre decirle a un leonino, que no gaste tanto dinero en comprarse ropa de marca, entonces es probable que compre más aún. La moraleja es, no lo enfrentes a sus propios defectos pues les lleva tiempo asimilar y comprender lo que deben cambiar.

Cuando un leonino tiene que dar un paso importante, lo estudiará mucho. Al igual que el león estudia los movimientos a seguir cuando va por su presa, el leonino analizará con cautela si cierta persona le conviene como pareja. Para que una relación de pareja sea armoniosa teniendo a un leonino como integrante, el otro debe ser muy paciente y saber escuchar. Antes de emitir cualquier opinión, es recomendable escuchar y estudiar a Leo, recién y si el leonino lo pide, entonces damos nuestro punto de vista. Con ellos aplica muy bien la frase “por la boca muere el pez”.

X