Horóscopos Diarios


Lo bueno y lo malo de quienes nacieron en Piscis

Los piscianos son por naturaleza seres muy sensibles e imaginativos. Son extremadamente amables y pueden ser muy generosos, especialmente con las personas más amadas. Cuando saben que alguien de su entorno está en problema no escatima es esfuerzos o sacirficios y sale a socorrerle. Lamentablemente muchas veces no logra darse cuenta que necesitan su ayuda pues la buena comunicación no está entre sus virtudes. Cuando tiene que acercarse para dialogar, ya sea en un ámbito formal o informal, Piscis encuentra serias dificultades. Por ello tiende a aislarse y es en un espacio de soledad cuando Piscis se atreve a soñar.

Cosas buenas de los nacidos en Piscis


Este signo tiene grandes cualidades, muchas de ellas vinculadas a su personalidad tranquila, apacible y sosegada. Cuando otros signos pierden la calma o les gana la ansiedad, Piscis camina con pie de plomo. Trata de transmitir esa misma paz a su alrededor, aunque hayan situaciones difíciles y un pisciano esté sufriendo una gran angustia, se lo verá siempre con mucha paz. Son personas muy sensibles y eso es una gran virtud. Sea al dolor o la felicidad del otro, Piscis es capaz de acompañar con llanto o con alegría los momentos de los demás. Es también sensible a la naturaleza y ama a los animales. Si bien puede irritarlo ciertas cuestiones domésticas, como la higiene del hogar, es capaz de sacrificarse para tener a una mascota junto a él.

Relacionado a esa sensibilidad, los piscianos poseen gran talento para las artes plásticas y la gastronomía. En cuestión de minutos son capaces de componer no solo un delicioso plato, sino un deleite para los ojos. Todos los sentidos para ellos son importantes, y se exigen mucho a la hora de entregar una obra de arte. En cuánto a la pintura y a la música poseen una virtud especial, pueden componer letras y sacar canciones con tan solo escucharlas. Generalmente cautivan con estas virtudes y ellos son muy conscientes de ellas.

Lo que hace sufrir a Piscis

Cuando un pisciano no puede vencer una dificultad, no suele ofrecer una gran resistencia. En su lugar declina rápidamente y emprende la retirada. No poseen un espíritu fuerte para la lucha y el combate. Como consecuencia a menudo caen en profundas depresiones, y lamentablemente no logran aprender de sus errores. Este comportamiento, más que afectar a los demás afecta al propio pisciano. En ciertas etapas, especialmente durante la adolescencia y juventud, Piscis toma una actitud rebelde y se  opone al sistema. Sin embargo se queda en esa actitud y no logra inspirar a los demás.

En cuanto a sus relaciones de pareja, los piscianos suelen ser muy conflictivos. Pasan muchos años de sus vidas de un lado para el otro, y no logran encontrar su espacio. Cuando una pareja buena se le acerca o alguien le plantea un proyecto maduro de relación, Piscis no sabe reaccionar y suele perderse en su propio mundo interior. Le lleva un gran tiempo encontrar la forma de conectarse de verdad y en el camino pierde desafortunadamente grandes oportunidades.

X