Horóscopos Diarios


¿Sabes cuáles son las piedras de la suerte para Leo?

Qué mejor manera hay, de esquivar la responsabilidad de tener que dar explicaciones sobre algo que no se entiende, que etiquetarla de supersticiosa. Cuando investigamos a fondo las costumbres de las civilizaciones de antaño descubrimos cosas que, incluso ahora, con nuestras técnicas modernas, no conseguimos reproducir.

Las fieles compañeras de Leo


El poder de las piedras preciosas se conocía desde tiempos remotos, sabiduría que se iba transmitiendo de generación en generación. Cuando la razón cobró bríos se dio más importancia a aquello que podía ser explicado utilizando los cinco sentidos y descartando todo lo demás. Pero, no por el hecho de que no se pueda dar explicación a un fenómeno significa que no existe.

Esto es lo que ocurría con las piedras preciosas y semipreciosas —que en realidad lo son en razón de su número—, hasta que se descubrieron sus propiedades y se las comenzó a utilizar en la industria, dando nuevos aires a la tecnología. Las incuestionables facultades de las piedras son aprovechadas por entendidos en el tema. Los conocimientos de sus usos se van extendiendo hacia aquellos que lo necesitan. En astrología se conocen propiedades que permiten bloquear influencias negativas y afianzar las positivas.

Lleva tus piedras de la suerte contigo siempre

En cuanto a las personas de signo Leo, existen piedras que incrustadas en su bisel favorito y llevadas como colgantes, pendientes, brazaletes o anillos, le brindarán apoyo y protección. Una de éstas es el ojo de gato, del que hablaremos a continuación. El ojo de gato es una forma en que se presenta el cuarzo-ágata. Puede encontrarse en colores verde-amarillo o amarillo-oscuro, aunque los hay de otras tonalidades. Mejora la percepción estética que las demás personas tienen de Leo. Él necesita ser tocado por la admiración que despierta en el resto, estremecer su ego. Esta piedra preserva también su juventud, radiante y enérgica.

El ojo de gato es muy utilizado para atraer al dinero, así como a la riqueza material y espiritual. Sirve también para recuperar la riqueza que por una mala jugada del destino se ha perdido. Leo lo llevará como talismán y con él podrá, además de lo ya mencionado, protegerse contra los peligros que acechan día con día. Con esta piedra puede también infundirse coraje en esos momentos en que, de tanto batallar, escasean las fuerzas. Leo podrá también hacer uso del coral como piedra protectora. Su cuerpo absorberá sus energías benéficas y, si existe la química espiritual y física, mejorará su condición.

Es una piedra que se utiliza en curación, para recuperar la salud perdida. Facilita también encontrar el rumbo correcto donde mora la tranquilidad. Entre sus usos adicionales tenemos el de la protección, ya que desvía las energías perniciosas y atrae a las buenas. Su fuerza protectora se extiende a servir como escudo ante los actos malévolos, asaltos, hurtos, accidentes, ira y mal de ojo. El ojo de gato surte otros efectos en la vida de Leo, aparta el nerviosismo y los malos pensamientos, también deshace los ataques de pánico y ansiedad.

X