Horóscopos Diarios


Como supera una ruptura el signo Géminis

Géminis es un signo que por momentos parece un poco frío e incluso, insensible. Esto radica en el excelente dominio de sus emociones el cual solo es posible desde la fortaleza de un intelecto altamente racional. El geminiano promedio es muy comedido a la hora de mostrar sus sentimientos, mucho menos si no los puede controlar o siente que los desborda.

No obstante, esto no significa que ellos sean de hierro o que no sientan y padezcan las penurias de un gran amor fallido. Habrá rupturas que simplemente no les importe, en caso de que no exista una aprensión ya grande. El problema viene cuando Géminis está realmente enamorado, mientras sabe que la persona que ha perdido es valiosa, incondicional e irremplazable. Aquí comienza todo un torbellino de emociones que ni el mismo Géminiano sabrá afrontar. Veamos como supera una ruptura el signo de Géminis.


Emociones incontrolables y desconocidas

Mientras estos regidos por el elemento del aire mantengan el control no habrá ningún problema. La cuestión se pone un tanto difícil cuando Géminis ama de verdad y descubre que ha perdido el dominio sobre la psiquis del ser amado. Esto los alerta porque ellos saben que solo controlando la mente se mantiene al corazón de la pareja domado. Quizás lo peor es cuando hay amor y Géminis se entera que ya no tiene poder sobre su objeto del deseo. Ese solo instante es desequilibrante y coloca en una gran disyuntiva a los hijos de los gemelos.

La primera reacción será pensar como recobrar las cosas al punto anterior en donde las cosas eran recuperables. Pero cuando todo se acaba, comienza un proceso de aceptación y adaptación del cambio que puede sensibilizar hasta al más duro de los geminianos. En ese instante ellos toman consciencia de su lado más sentimental y entienden que quizás pudieron hacer más. En las rupturas que experimentan los chicos y chicas de Géminis siempre queda algún sentimiento de culpa interna, debido a que ellos se entienden a sí mismos como líderes psicológicos que pueden determinar el curso de los procesos. Llorar un poco nunca está de más.

Distracción y nuevos planes

La distracción en estos momentos será fundamental, a diferencia de otros signos que prefieren pasar un tiempo a solas. Estar con los amigos y tratar de olvidar es por lo general su mejor mecanismo de defensa, pudiendo alternar entre momentos de diversión y otros de conversación activa sobre el luto amoroso. Ir a la playa, escuchar música y salir al cine con regularidad son métodos que acostumbran a utilizar, tratando de ir siempre muy bien acompañados. Estos amigos son muy racionales, así que buscarán mecanismos para drenar y reponerse anímicamente. Pronto, se encontrarán planificando su propio ritmo de vida, mientras encuentran a una persona que llene sus altas expectativas, cuestión que es bastante difícil porque además puede ser algo desconfiados y cerrados. La transición será ser larga en algunos casos pero no hay nada que supere el poder de una mente ocupada y controlada.

X