Horóscopos Diarios


Un estudio a fondo al horóscopo de Escorpio

En nuestra entrada de hoy concentraremos toda nuestra atención en el horoscopo de escorpio. Durante las siguientes líneas evidenciaremos antes que nada, que la vida para las personas de este signo es algo que debe ser aprovechada intensamente, viviendo siempre al límite. Esto no se debe interpretar como un vivir desbocado, sin cauce y olvidándose de que existe un futuro; por el contrario, Escorpio es una criatura muy disciplinada, pierde de vista el momento para luchar por un objetivo futuro. Para él, la vida tiene que vivirse intensamente porque simplemente no existe otra forma de vivir.

Estudiando a un Escorpio desde su vida interior


Son emocionalmente profundos, como un cáncer o un Piscis; pero son capaces de intimidar a un Aries, ya que pueden descubrir sus aristas débiles con relativa facilidad. Aunque luego, cuando hayan de expresar sus puntos de vista o desarrollar un debate, no tengan muchas herramientas con que hacerse comprender. Su fortaleza se basa en la inexpresividad de su rostro, aunque por dentro pueda estar sintiendo mil emociones. Es decir, son capaces de soportarlo todo y, tras caminar en el más denso de los pantanos o en las zonas de candente lava, saben cómo salir airosos.

Esta cualidad por superar cualquier prueba con la dureza de cuerpo y la firme voluntad por no ceder, puede en muchas ocasiones jugarle en contra. No todo en la vida puede abordado desde este punto de vista, hay cosas que requieren que Escorpio sea capaz de transformar su riqueza emocional en pluralidad de manifestaciones externas, hábilmente esbozadas. Pero para él es muy difícil hacerlo y, por esta razón, cuando se ven superados en una conversación, no les queda más alternativa que la agresividad.

Mantenerse firme en sus decisiones: típico de Escorpio

Cuando toman una decisión, casi les da lo mismo que sea una sencilla o una de vital importancia. Están tan acostumbrados a soportar cualquier tipo de inclemencia para demostrar que todo se puede hacer que pierden la perspectiva de la magnitud de las cosas. Así pues, si en un momento dado se les pone al mando de un botón que puede gatillar un cataclismo y luego se les reta a disparar, no lo pensarán dos veces y lo harán.

De vacilar nada, las personas de signo Escorpio no emplearán su tiempo en dudar, en su mente está el poder hacer tanto una cosa como lo contrario a ésta. Por estas cosas, Escorpio puede a veces verse frustrado en su intención. Cuando esto ocurre, su frustración es enorme; son los momentos en que deja salir sus emociones en forma de mal humor, celos, venganza y rencor.

En los momentos en que tiene que alimentarse, Escorpio mantiene su mente en sus objetivos. Por eso come muy de prisa y olvidándose de los modales de la mesa; como si la comida fuera un incidente que habría que despachar tan rápido como le fuera posible.

Son de los que creen que lo bueno en la vida se gana en base a entrega, sacrificios, alma, corazón y vida. Cuando algo muy bueno se hace presente en su vida sin que de por medio haya habido esfuerzo, simplemente no se lo creen. Ellos dicen: «si las cosas son demasiado sencillas de conseguir, algo ha de estar mal» y luego se empeñan en complicar las cosas sencillas.

X